¿Despedido? Evita que afecte tu búsqueda de empleo

 

Pic News 56 (2) 

El despido es un proceso muy común en la vida profesional y nunca estamos a salvo de enfrentarlo. Ya sea debido a un recorte de personal o porque nuestro empleador ya no está feliz con nuestro trabajo, es una posibilidad latente para empleados de todos los niveles.

Como parte de nuestra historia laboral, ser despedido puede ser un obstáculo para ser contratado de nuevo: la mayoría de las empresas nos cuestionarán sobre los motivos para dejar nuestro empleo anterior, y es ahí cuando es necesario dar explicaciones y nos sentimos angustiados ante la posibilidad de ser rechazados.

Anticipándonos a los escenarios posibles podemos suavizar los efectos del despido en nuestra carrera y encontrar nuestro siguiente empleo sin tantas complicaciones. Toma nota de estas sugerencias:

Puede pasarle a cualquiera

En el ámbito laboral un despido se asocia con fracaso, sin embargo, hasta las personas más exitosas han atravesado por una situación similar. Ser despedido es algo común y puede tener muchas causas.

Si consideras que tu trabajo no fue valorado y que el despido está relacionado con factores ajenos a lo profesional, piénsalo un poco y te darás cuenta de que en realidad te hicieron un favor; ahora podrás buscar una oportunidad en una mejor empresa.

Cuando una compañía busca reducir costos o está en crisis, recurrirá al recorte de personal como primera medida. En este caso es importante evaluar su tu desempeño era sobresaliente; si la respuesta es no, sin duda representa un área de oportunidad que vale mucho la pena trabajar.

Mientras más pronto logres controlar tus emociones más rápido estarás en condiciones de superar esta crisis.

Analiza qué sucedió

Para poder manejar el tema con un reclutador, sin que impacte de manera negativa en su percepción es necesario que te des un tiempo para analizar qué fue lo que sucedió de manera racional.

Haz un recuento de los hechos, hazte estas preguntas: ¿cómo fue mi desempeño durante el tiempo que trabajé en X empresa? ¿pude haber sido un mejor empleado?, ¿fue injusto mi despido? ¿cuáles fueron mis fallas?

Responde cada una de esas preguntas con honestidad, enfócate sólo en los hechos.

¿Piensas que podrías ser despedido? Averígualo con estas 7 alertas de que tu empleo está en riesgo

Rescata lo positivo

Una vez que lograste analizar lo sucedido serás capaz de encontrar lo positivo en medio de la crisis. Por ejemplo, tal vez descubres que la cultura de la empresa no encajaba con tu personalidad, y eso te impidió tener un desempeño sobresaliente; o tal vez te das cuenta de que te faltaron habilidades de comunicación para expresar desacuerdos, y que ese factor afectó poco a poco tu trabajo.

Aún y cuando estés convencido o convencida de que fue una injusticia, debes ser capaz de admitir si fuiste en parte responsable y aprender la lección.

Los profesionistas más exitosos son aquellos que logran encontrar una oportunidad en cada contrariedad.

Tendrás más oportunidades de encontrar un Mejor Empleo si fortaleces tus competencias ¡Prepárate más!

Consigue referencias

Para poder ser contratado de nuevo es muy posible que necesites referencias laborales, y  es importante aclarar que ser despedido no significa que no puedas obtenerlas.

Lo ideal es tocar el tema en el momento en que te anuncian tu despido, lo más sano es preguntar a tu jefe cuáles son los motivos del despido  y cuáles son las áreas de oportunidad que identifica en tu trabajo. Con esa disposición de nuestra parte podemos esperar que nuestro jefe proporcione referencias –si no positivas- al menos neutrales.

Intenta negociar con tu ex jefe o departamento de Recursos Humanos que te extiendan una carta de recomendación, tal vez te la nieguen, pero ¿pierdes algo con intentarlo? En ocasiones para la empresa es conveniente cerrar sus relaciones laborales en los mejores términos.

También puedes solicitar que al menos, de ser contactados, confirmen que trabajaste ahí y por cuánto tiempo.

Si nada de esto funciona y la relación con tu ex jefe está muy dañada acércate a otras personas de tu equipo que puedan servirte de referencia: colegas, jefes de otros departamentos y clientes pueden ser una excelente opción, asegúrate de conservar ese tipo de contactos para el futuro.

Prepárate para responder ¿Por qué dejaste tu empleo anterior?

Para contestar asertivamente el primer paso es aceptar y entender lo que sucedió y dejar fuera de tu discurso cualquier emoción de enojo, frustración o ira. Si llegamos a la entrevista enojados con nuestro ex empleador, el reclutador no necesariamente va a entendernos, a la empresa no le interesa si ‘ellos’ fueron muy injustos o te trataron mal. Una persona que es incapaz de superar una crisis como el despido y que acumula rencor contra su ex empresa nunca será un candidato atractivo.

Tampoco hables demasiado, limítate a dar una respuesta corta y simple como: ‘Considero que no encajaba con la cultura de la empresa’ , ‘La empresa atravesó una crisis y mi departamento fue eliminado’ o ‘Redujeron el presupuesto en el área X de modo que prescindieron del servicio de quienes realizábamos X actividad’

Minimiza la importancia de tu despido y el reclutador también lo hará, sobre todo si te enfocas en destacar los detalles relevantes de tu experiencia y competencias.

Ser despedido puede ser una oportunidad para evaluar tu vida profesional, preguntarte si estás tomando la dirección correcta y saber si realmente disfrutas lo que haces. En ocasiones un despido puede deberse a falta de motivación en nuestro trabajo y es entonces cuando hay que aprovechar la posibilidad de cambiar de rumbo o iniciar un proyecto nuevo.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

6 secretos para lidiar con colegas difíciles en el trabajo

 

Pic News 55 (2)

Es una ley no escrita que en todos los empleos, sea cual sea nuestra posición o sector tendremos que convivir con diferentes tipos de personas.

No todas serán se nuestro agrado, incluso algunas pueden obstaculizar nuestro desempeño, sin embargo, podemos obtener más cosas positivas si nos enfocamos en controlar nuestras emociones y aceptamos que son parte de la vida laboral.

De acuerdo con una encuesta realizada por OCCMundial a más de 1500 profesionistas, el Ambiente Laboral es uno de los factores más importantes para lograr el bienestar en el trabajo; por ello cuando esta parte de nuestra vida profesional es problemática, sus efectos pueden ir más lejos de la oficina y afectar nuestra vida personal.

Te damos 6 tips para lidiar con colegas difíciles e impedir que sus acciones impacten tu desempeño. Toma nota:

1. Identifica su naturaleza

Antes de enfrentar a un compañero de trabajo tóxico es necesario entender cuáles son sus comportamientos y qué busca lograr con ellos. Aquí  te damos algunos ejemplos comunes:

-Protagonista: Una persona que se adueña de las conversaciones en juntas y reuniones, impone sus puntos de vista y hace menos los de los demás. Tiene un alto sentido de competencia y no tiene escrúpulos para actuar con alevosía para lograr sus objetivos.

-Informal: Es un clásico de oficina y su principal característica es que no respeta tiempos de entrega, no atiende solicitudes con oportunidad, no llega a tiempo a las reuniones de trabajo, etc.

-Chismoso: Todos hemos conocido a un compañero de trabajo cuya principal actividad parece ser difundir información sobre otras personas. En ocasiones actúa como ‘espía oficial’ de tu jefe o supervisor y gusta de informar detalles irrelevantes o información que perjudica a otros.

-Descalificador: Es el típico colega que parece nunca estar de acuerdo con tus propuestas o ideas. Se dedicará a descalificarte en privado o en público.

-Flojo: Uno de los peores compañeros de trabajo es aquel o aquella que simplemente no realiza sus actividades o las hace de manera deficiente.  Las consecuencias, por supuesto repercuten en el trabajo de todo el equipo.

-Manipulador: Uno de los más astutos y nocivos. La mayoría tiene una excelente relación con su jefe o Recursos Humanos y además posee alguna de las características anteriores.

Es importante saber que la mayoría de estas actitudes están vinculadas con personas que en su interior tienen baja autoestima y mucha inseguridad. Utilizan estos comportamientos para hacer miserable la vida de otros y sentirse menos insatisfechos consigo mismos.

¿Buscas mejores oportunidades de empleo? Terminar tus estudios te dará el impulso que necesitas

2. Analiza si el problema es contigo

Un punto clave para neutralizar el efecto que nos produce un colega nocivo es identificar si la agresión es sólo contra nosotros o es un comportamiento regular con otros miembros del equipo.

Cuando se trata del segundo escenario es más fácil abordar el conflicto, porque sin duda existirán otros compañeros que compartan su molestia y puedan tomar cartas en el asunto de manera colectiva, comentando el problema con tu jefe directo, por ejemplo.

Pero si la agresión es personal, tendrás que enfocarte en analizar qué sucede, cómo te afecta y cómo responder con inteligencia a las agresiones.

3. Neutraliza tus emociones

Tal vez es esta la parte más difícil del proceso. Es normal sentirse agredido cuando un compañero de trabajo tiene un comportamiento grosero o hiriente, sin embargo, la clave para poder responder a la situación es proteger tu autoestima y no permitir que esa persona te haga perder el control de tus emociones.

Para fortalecerte piensa en las cualidades que te hacen un buen empleado; recuerda la retroalimentación positiva que te ha dado tu jefe y los buenos resultados que has obtenido. Entonces prepárate para actuar. Recuerda: para detener a una persona que te hostiga debes tomar cartas en el asunto.

4. No lo dejes pasar

Un par de actitudes hostiles son suficientes para actuar. Mientras más esperes para poner un alto a un colega fastidioso más trabajo te costará dominar la situación. Cuando permitimos que una persona nos moleste durante un periodo largo de tiempo, el enojo y la frustración se acumulan, y esta persona gana terreno sobre nuestro estado de ánimo. No actuar es como decirle a esa persona que es correcto que nos trate de ese modo.

Puede ser que la primera vez que alguien te hizo sentir agredido o incómodo con su actitud te ‘paralices’ pero es importante analizarlo de inmediato y actuar.

Cuando un colega llega demasiado lejos con su acoso puedes estar siendo víctima de Mobbing ¡te decimos cómo enfrentarlo!

5. Evita quejarte con los demás

En lugar de hacer de tu problema una bola de nieve compartiendo con cada compañero lo mucho que te enoja la actitud de ‘Juanito’ lo ideal es afrontarlo en persona y de manera directa.

Comentar con otros lo sucedido te puede hace parecer una persona quejosa y problemática. Piénsalo ¿los demás pueden resolver tu situación? ¿sirve de algo que le cuentes a toda la oficina de las malas actitudes de Laurita?

Si hablar directamente no resuelve el conflicto, la persona apropiada para comentarlo es tu jefe inmediato, con total confidencialidad y sólo si las actitudes de tu compañero o compañera afectan directamente en trabajo.

6. Cuidado con el contrataque

Reaccionar de manera agresiva ante una conducta maliciosa es lo más común ¡y es lo que espera el agresor! Cuando respondemos con enojo alimentamos el poder de la otra persona, porque le hacemos ver todo el poder que tienen sus palabras y acciones para sacarnos de nuestras casillas.

Por el contrario cuando tenemos la capacidad de responder la agresión con amabilidad y calma, el agresor se queda sin armas, porque no el permitimos tomar el control de la situación ni cedemos ante su provocación. Esta es una actitud que el acosador no se espera ¡sorpréndelo!

Manejar tus propias emociones y reacciones siempre es la forma más inteligente de controlar a un compañero fastidioso. Enfócate más en ti y menos en él o ella y observa los resultados.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Proceso de negociación en un cambio de trabajo

En un proceso de negociación cuando tú eres el candidato ofertado es importante tomar en cuenta algunas recomendaciones:
 

1 – Cuando te hacen una oferta  de trabajo el director o ejecutivo de una empresa y te quedas callado y tú respuesta al salir de la reunión es que lo vas a pensar, la persona piensa que la oferta te gusto.
 

2 – Si la oferta de trabajo no es de tu agrado o lo suficientemente atractiva, por ser igual a lo que ganas, no llena tus expectativas o pierdes alguna prestación que tienes interesante, ESTE ES EL MOMENTO DE HABLAR POR FAVOR NO TE QUEDES CALLADO, EL QUEDARSE CALLADO ES ACEPTAR IMPLICITAMENTE QUE LA OFERTA ES DE TU AGRADO.
 

3 – Una buena propuesta va de un 10% a un 30% sobre tu sueldo actual.  Además de considerar el detalle de toda tú compensación mensual (vales, bonos, etc.) y anual (bonos, aguinaldo, prima vacacional) y compararla en términos anuales, de esta manera puedes tomar una decisión basada en cifras reales. Una buena práctica es revisar toda tu compensación antes de la reunión final, nunca en la primera entrevista.
 

4 – Cuando pides una cantidad demasiado alta que se sale del tabulador, ej.: un 60% arriba de lo que ganas, en la mayoría de los casos estás provocando que te saquen del proceso y des por terminada la negociación.  Además de que resulta completamente irreal no existen en el mercado ese tipo de aumentos en el 98% de las negociaciones, esa es nuestra experiencia como head hunters.
 

5 – Otro punto a considerar es no dar una posición tan inflexible como si no es un 30% arriba o por “X” cantidad no acepto, porque también cierras el espacio para negociar.
 

6 – A nivel dirección cuando hacen una oferta y comentas que te encanto se da por sentado que aceptas y más cuando el director posteriormente empieza a determinar la fecha de ingreso a la organización.   Si no estás de acuerdo con la OFERTA ECONOMICA, no pases al punto de fecha de ingreso regresa al punto de negociar tus ingresos y prestaciones.
 

7 – Todo lo que no negocies antes de tu ingreso a la empresa o institución posteriormente se vuelve No negociable al menos por el primer año.
 

8 – Es importante ser realista cuando se evalúa un cambio de trabajo; considera que si continuas en tu trabajo actual con incrementos del 5% anual cuanto te tardarías en llegar al 30% ofertado.
 

Y por último es indispensable tener la oferta de trabajo por escrito, antes de renunciar a tu trabajo actual.

Alejandro Ortega Schulz 

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Los 10 Hábitos Que Te Dejarán Sin Empleo

Pic News 53 

La búsqueda de empleo es un proceso arduo, pero necesario. Como candidatos nos enfrentamos a muchas circunstancias que no siempre podemos controlar, como la situación económica, la oferta laboral insuficiente, la competencia o el departamento de reclutamiento. Sin embargo,  sí hay muchos factores  capaces de aumentar o disminuir nuestras posibilidades de éxito y que están exclusivamente en nuestras manos.

Cuando el periodo de desempleo se hace cada vez más largo es común culpar a empresas, reclutadores, economía y al gobierno de nuestra situación, esta es una actitud que no nos beneficia, puesto que hace que nos concentremos más en el exterior y menos en lo que podemos mejorar nosotros mismos.

Si llevas tiempo en buscando trabajo, has enviado tu perfil a diversas empresas y no has obtenido respuestas favorables, descubre si tienes uno de estos 10 hábitos y cómo están afectando tu búsqueda.

1. Desorganización. ¿Has escuchado la frase ‘Buscar trabajo es un trabajo’? ¡Nada más cierto! A pesar de que actualmente la búsqueda de empleo se ha facilitado gracias a Internet, algunos candidatos parecen esforzarse menos en su búsqueda.

Una búsqueda de empleo exitosa requiere dedicarle tiempo diariamente a la búsqueda de vacantes, la mejora del Currículum y la actualización de tus perfiles online.

2. Apostarle a una sola opción. Tan negativo es iniciar tu búsqueda  sin tener claro qué área te interesa y cuál es tu puesto objetivo, como ser inflexible a la hora de conocer las opciones disponibles.

La realidad es que el mercado laboral no siempre ofrece lo que esperamos. Si llevas meses esperando una oportunidad para determinado puesto con determinado salario, sin resultados, hay dos posibilidades: que no exista oferta con esos criterios o que no cubras el perfil. Ponte un límite de tiempo en tu búsqueda y expande tus opciones en caso de no tener éxito.

3. Hacer un Currículum genérico. Pensar que el Currículum es un simple resumen de tu historia laboral es un error que te puede estar costando oportunidades. Actualmente el Currículum debe ser breve, claro, bien escrito y capaz de comunicar tus habilidades y experiencia más destacadas.

El Currículum es un documento de venta, es tu presentación profesional y si tiene errores nunca te dará acceso al trabajo que deseas.

Destaca tus habilidades profesionales en tu Currículum, te damos la clave

4. No actualizar tus competencias. Ser competitivo significa tener conocimientos o habilidades específicas que te hacen sobresalir de un conjunto de candidatos con perfiles similares al tuyo.

Si ofreces a la empresa lo mismo que otras 20, 50 o 100 personas ¿cuáles crees que sean tus posibilidades de ser contratado? Preocuparte por dominar otro idioma, aprender a utilizar un nuevo programa o mejorar tus habilidades es fundamental para ser más atractivo para las empresas ¿qué estás haciendo al respecto?

Prepárate para obtener el  trabajo que estás buscando. Aumenta tus posibilidades estudiando un Diplomado.

5. Buscar sólo cuando el empleo ‘te urge’. ‘El mejor momento para buscar empleo es cuando tienes uno’ Un dicho popular que tiene mucho de verdad. Buscar empleo después de renunciar o ser despedido te pone en desventaja, ya que estás bajo presión.

Por el contrario, mantener tus perfiles actualizados y revisar periódicamente las ofertas de trabajo te mantiene visible para las empresas y al tanto del comportamiento del mercado laboral. Todo profesionista que busca crecer debe permanecer a la caza de oportunidades, incluso en periodos de estabilidad laboral.

6. Olvidarte de tu presencia online. Si tu presencia en línea es escasa, también las ofertas de trabajo lo serán. Actualmente las empresas utilizan la web para encontrar talento, y si tus perfiles no están al día ¿cómo van a verte?

El primer paso es actualizar tus perfiles en bolsas de trabajo en línea, pero también puedes utilizar las redes sociales para encontrar empleo.

Aprende a utilizar tus redes sociales en la búsqueda de empleo

7. Postularte a vacantes sin cubrir el perfil. ¿Por qué las empresas piden tantos requisitos? Es muy cierto que para muchas vacantes, sobre todo profesionales, el perfil puede ser bastante exigente. La razón es que hay muchos candidatos interesados en la misma vacante, es decir hay alta demanda de empleo y poca oferta.

Esto hace que las empresas sean más rígidas en su proceso de selección. Si sueles postularte a vacantes a pesar de no cubrir los requisitos indispensables no te sorprenda no recibir respuesta. 

8. Ir a la entrevista sin prepararte. Un buen candidato se prepara para la entrevista de trabajo: prepara respuestas para las preguntas comunes, hace una lista de ejemplos de sus logros y desafíos profesionales, investiga sobre la empresa o la industria y practica para llenarse de confianza.

Puedes intentarlo y aumentar tus posibilidades de obtener el empleo o acudir a muchas entrevistas de trabajo sin prepararte y sin ver resultados.

Te damos 6 tips que te preparan para la entrevista

9. No actualizas tus referencias laborales. La mayoría de las empresas solicitan referencias laborales y un alto porcentaje las verifica. Si el reclutador realiza las llamadas y no obtiene respuesta tu proceso de selección está en riesgo.

Antes de iniciar tu búsqueda tómate el tiempo de asegurarte que los números de tus contactos están actualizados y avísales que estás buscando empleo pregunta si te permiten proporcionar sus datos para dar referencias sobre tu trabajo.

10. Te centras sólo en ti. Ninguna empresa está obligada a emplearte, es una realidad que a veces perdemos de vista. Aunque tengas la seguridad de ser un excelente elemento tu labor al buscar empleo es convencer a la empresa de que le va a beneficiar contratarte.

Evita centrar tu búsqueda sólo en lo que tú quieres o necesitas y concéntrate en mostrar en tu Currículum y en la entrevista por qué ambas partes ganarán. Recuerda: si logras probar que eres la persona indicada para el puesto, sin duda obtendrás el trabajo.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

5 consejos para conseguir empleo en otra ciudad

Índice OCC del empleo

¿Has pensado en buscar oportunidades de trabajo fuera de tu ciudad de residencia? El panorama laboral es cada vez más abierto, y cuando se tienen las competencias necesarias tu perfil puede ser atractivo para empresas en todo el país.

Antes de enfrentar el reto conoce algunos aspectos que debes considerar y que te harán más fácil el proceso.

1. Utiliza la red para encontrar empleo

Actualmente la web ofrece a los profesionistas muchos recursos para acceder a empleos dentro y fuera del país. Las bolsas de trabajo en línea cuentan con filtros por localidad que te permiten conocer la oferta de empleo de tu sector en todo el territorio ¡Utilízalas!

Aquí se encuentra el primer punto a considerar: es indispensable que le comuniques a la empresa que no eres un candidato local. Es posible que el empleo te interese mucho, pero considera que hay empresas que prefieren a personas que viven en el lugar donde se ofrece la vacante.

¿Es discriminación? Desde el punto de vista de un candidato puede parecer que es injusto, sin embargo la contratación de personal implica un gasto para la empresa, algunas no tienen la capacidad de invertir en el traslado de un empleado, o  prefieren no arriesgarse a que su contratación fracase en pocos meses.

Por ello es indispensable expresar en tu carta de presentación tu disposición a cambiar de residencia, tu habilidad para adaptarte al cambio y tu interés por trabajar con esa empresa. De este modo puedes atraer al reclutador y obtener una oportunidad. Si por el contrario, la empresa manifiesta que prefiere talento local será mejor saberlo desde ahora y no invertir tiempo en ese proceso.

Aprende a redactar tu Carta de Presentación

2. Pon al día tus competencias

Si has decidido que tu vida profesional será más exitosa cambiando de residencia es importante que tus competencias estén al día. Recuerda: una empresa que busca al candidato ideal en todo el territorio está buscando a una persona bien preparada.

Es común que para desempeñar determinados puestos se requieran habilidades específicas o competencias que no todas las personas dominan. Por ejemplo, si  tienes un excelente nivel de inglés ya tendrás una ventaja sobre otros candidatos, pero si además dominas el portugués y aplicas por un empleo en una empresa brasileña tus oportunidades se multiplican.

La idea es enfocarte en los conocimientos clave que son relevantes para tu industria. Cuando una empresa busca a un profesionistas con determinadas habilidades está más abierta a contratar a personas foráneas e incluso ofrecerle algún paquete de ayuda para reubicarlas.

Para ser competitivo es indispensable que concluyas tus estudios ¡hazlo a tu propio ritmo con un programa online!

3. Prepara tu cartera

Algunas empresas invierten en el talento que les interesa y brindan beneficios para cubrir los costos de un cambio de residencia, en general esto ocurre en puestos de altos mandos o talento especializado.

Sin embargo, si todavía no alcanzas esa posición; por ejemplo, eres un joven profesionista con pocos años de experiencia, generalmente los costos de traslado y vivienda correrán por tu cuenta.

Lo ideal es tener un ahorro destinado a gastos básicos como renta, servicios, transporte y alimentación hasta que recibas tu primer pago; mejor aún es contar con un fondo de emergencias para afrontar imprevistos.

4. Analiza ventajas y desventajas

Cambiar de residencia puede ser excitante para algunos, pero atemorizante para otros. Significa dejar atrás a tu familia, amigos, rutina e incluso costumbres.

Antes de aventurarte a dejar tu ciudad de origen investiga cómo es el lugar donde te gustaría trabajar. Factores que parecen tan insignificantes como el clima, el transporte, las costumbres, el costo de vida pueden ser clave.

Por ejemplo, la consultora de recursos humanos Mercer dio a conocer este año el listado de las ciudades más caras para vivir en México, tomando en cuenta costo de servicios, alimentación y transporte entre otros. Entre las más caras destacaron Los Cabos, Monterrey, Cancún, Querétaro, Distrito Federal y Guadalajara.

Antes de tomar una decisión hay varias preguntas que debes hacerte, por ejemplo:

¿Es un trabajo que me hará feliz?

¿Cómo se vislumbra el futuro de la empresa?

¿El trabajo impulsará mi carrera?

¿La cultura de la compañía y la ciudad empata con mi cultura y la de mi familia?

¿Me adapto al cambio con facilidad?

¿Habrá oportunidades laborales para mi pareja?

Estas y otras preguntas te darán un panorama más claro para evaluar si la decisión es la correcta.

5. Anticípate a un proceso no tradicional

Si tu proceso de selección prospera y obtienes una entrevista es posible que debas adaptarte a diversos tipos de entrevista. Para salvar distancias el reclutador puede hacerte una entrevista telefónica o una videoconferencia con herramientas como Skype.

Este tipo de entrevistas no son más sencillas por no ser presenciales, al contrario, requieren preparación para lograr una comunicación exitosa, puesto que carecen de elementos importantes como el contacto visual directo y están expuestas a fallos de la tecnología.

Para obtener el empleo deberás prepararte adecuadamente y tener máxima disponibilidad para atender las necesidades del reclutador, incluso es posible que en una etapa avanzada debas viajar para una entrevista presencial, sin duda será un proceso un poco más arduo, pero si el empleo vale la pena ¿por qué no intentarlo?

¿Quieres conocer los 5 tipos de entrevista y cómo dominarlos? Haz clic

Buscar empleo en otra ciudad puede ser difícil, pero no es imposible obtenerlo si dedicamos un poco de esfuerzo extra ¡Mucho éxito!

boletin mayo13a

Posted in Uncategorized | Leave a comment

7 Alertas de que tu Empleo está en Riesgo

Pic Blog 52

De acuerdo con información del diario El Financiero, el primer trimestre del año 50 de las empresas más grandes del país recortaron más de 9 mil empleos. La crisis económica ha provocado que las empresas se vean en la necesidad de reducir costos, y es muy común que el primer objetivo sea el capital humano.

En abril de este año OCCMundial realizó una encuesta sobre satisfacción laboral; de acuerdo con los resultados sólo el 55% de los profesionistas se sienten muy seguros de conservar su empleo a mediano y largo plazo.

Es normal que en determinado momento nos sintamos inseguros sobre nuestro trabajo, y existen algunas señales que pueden alertarnos para tomar decisiones oportunas y evitar ser despedidos de manera imprevista.

Toma nota de estas 7 señales que podrían indicar que estás en riesgo de perder tu trabajo:

1. La empresa atraviesa una crisis. Cuando una compañía está en problemas financieros los primeros en sufrirlo son los empleados. Es importante evaluar si tu puesto es clave en la organización, ¿tus funciones y desempeño son relevantes? ¿alguien más podría absorber tus actividades? Ahí está la respuesta sobre si deberás temer por tu puesto o no.

2. Hay despidos o recortes de personal. Si de manera repentina las contrataciones se detienen y los despidos se disparan. Las causas puede ser desde una crisis hasta que tu empresa esté siendo adquirida por otra. Estos escenarios siempre implican reestructuras. Recuerda que los empleados más capacitados y con mayores habilidades tienen más probabilidades de conservar su empleo a pesar de los cambios. Analiza cómo están tus competencias y si no te has preocupado por actualizarte pon manos a la obra.

¿Te interesa impulsar tu carrera adquiriendo nuevos conocimientos y habilidades?

3. Una reducción en tu carga de trabajo. Al tomar la decisión de despedir a una persona es común que se le retiren proyectos de importancia para prevenir que queden a la deriva. Si hace tiempo que te asignan pocas actividades o ya no solicitan tu colaboración cómo antes puede ser momento de investigar qué está pasando.

4. Tu jefe directo te evita. Si tu jefe ya contempla la posibilidad de despedirte será lógico que no quiera dialogar contigo más de lo necesario. Si notas que la comunicación se enfría sin duda es un foco rojo. Asegúrate de buscar una oportunidad para conversar y saber si todo está en orden.

5. Revisión inesperada a tus proyectos/trabajo. Algunas empresas realizan evaluaciones periódicas del desempeño de sus empleados, pero si sorpresivamente tu jefe o alguien más está pidiéndote cuentas sobre tu trabajo sin explicación aparente, podría ser un indicio de que estás en la mira.

6. Aumento de feedback escrito. La mayoría de los trabajadores de oficina sabemos qué implica una llamada de atención por escrito. Si tu jefe suele darte feedback de manera personal y privada y repentinamente lo hace de manera formal, podría significar que está ‘documentando los hechos’. Es decir, creando un ‘archivo’ con el cuál pueda sustentar tu despido. No todos los casos son iguales, analiza fríamente si hay algo de qué preocuparse.

7. Te ocultan información o te excluyen de reuniones clave. Todo empleado debe ser informado sobre nuevas actividades, proyectos y novedades; ser excluído de esta información nunca es positivo. Ésta es una de las señales más significativas de que algo está pasando y que puede ser momento de prepararse para buscar nuevos horizontes.

Si te identificas con 3 o más puntos analiza la situación lo más pronto posible. Actualiza tu Currículum y referencias laborales cuanto antes e investiga cuál es la oferta laboral disponible.

¿Tu currículum necesita renovarse? Aprende a destacar tus habilidades profesionales

Si es un empleo que realmente deseas conservar una alternativa es reunirte con tu jefe y hablar con honestidad sobre lo que sucede, tal vez haya oportunidad de entablar un diálogo directo y llegar a un acuerdo.

¿Renuncio o espero a que me corran?

Muchos empleados piensan que es más conveniente ser despedido que renunciar para obtener más dinero. Sin embargo, un despido puede salirte más caro a largo plazo.

Al renunciar en buenos términos hay oportunidad de negociar buenas referencias y separarnos de manera cordial. Por el contrario muchos profesionistas pueden pasar meses sin colocarse por arrastrar un despido en su historia laboral.

A menos que la empresa esté en quiebra o reestructuración y se anuncie un recorte de personal o liquidación colectiva, te conviene dejar tu empresa antes de que las cosas salgan de tu control.

Por último recuerda que la terminación de una relación laboral no es el fin del mundo, transforma lo negativo en positivo y emprende tu búsqueda de empleo desde ahora.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

4 momentos clave que marcarán tu vida laboral

describe the image

Tu vida profesional empieza mucho antes de lo que podrías imaginar. Estudiar una carrera, trabajar medio tiempo o cursar una Maestría; todas son decisiones que marcarán tu futuro.

En cada momento de tu vida debes tomar buenas decisiones que te permitan crecer, descubre en qué etapa de tu desarrollo profesional te encuentras y qué medidas debes tomar para alcanzar tus metas.

1. Antes de los 20

Trabajo y estudios deben ser tus dos grandes ejes en este momento en tu vida. Al cumplir la mayoría de edad el ámbito laboral te abre más posibilidades.

Retos

-Concluir tu preparatoria. De acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) en México sólo el 47% de los estudiantes de preparatoria logran terminarla.

Si en el futuro aspiras a obtener un grado universitario es indispensable que concluyas el bachillerato. A partir de 2012 la educación media superior es un derecho constitucional. Existen opciones online que facilitan a las personas terminar sus estudios.

-Elegir una carrera universitaria. La OCDE también señala que invertir en educación vale la pena. Las personas con estudios universitarios ganan en promedio 74% más que quienes sólo terminaron la educación media superior. Estudiar una carrera importa y mucho, por ello hay que valorar factores como áreas de interés, oferta laboral y costos para tomar la mejor decisión.

Ve más allá de los consejos de tu familia, las decisiones de tus amigos o la publicidad. Elige una carrera con amplio campo laboral, piensa en la oferta de empleo en tu lugar de residencia y evalúa los costos.  ¿No sabes qué carrera elegir? Te damos algunos consejos

-Tener tu primera experiencia laboral. No esperes a terminar tu carrera para trabajar. Obtener un trabajo de medio tiempo puede aportar beneficios extraordinarios a tu desarrollo profesional.

Conoce 5 ventajas de trabajar antes de terminar la escuela

2. Universitarios y Recién Egresados

Hacia el final de tu preparación académica hay acciones determinantes que debes realizar:

Retos

-Prácticas profesionales y Servicio Social ¡explótalos al máximo! Para los universitarios el servicio social y las prácticas serán una oportunidad de entrar en contacto con su área laboral. Toma estas experiencias con seriedad y profesionalismo, aprovéchalas para aprender, hacer contactos y obtener experiencia para tu Currículum.

-Trabajar como becari@ Hay empresas que ofrecen programas de empleo para estudiantes de últimos semestres o recién egresados. Realiza una búsqueda en bolsas de trabajo en línea para conocer vacantes.

-Termina tus estudios. Sólo 2 de cada 10 estudiantes universitarios lograrán titularse. Si no lograste terminar tus estudios puedes considerar opciones como la educación online, que se ajusta a necesidades de personas que trabajan.

-Ahorra. Guarda una parte de tu salario desde que tengas tus primeros ingresos para que en el futuro concretes tus metas. La gente no trabaja por dinero, trabaja por sueños: un patrimonio, una familia o un negocio propio. 

3. Profesionista joven

Hace algunas décadas la meta de una persona era entrar a una ‘buena empresa’ y obtener un trabajo de por vida. De acuerdo con un estudio de Randstad, en México sólo 3 de cada 10 trabajadores tienen más de 5 años de antigüedad en su empleo actual.

Retos

-Construir una experiencia laboral de valor. Actualmente es común que un empleado deje uno o varios empleos en busca de mejores oportunidades, más satisfacción laboral y desarrollo profesional. Los analistas vislumbran que este fenómeno demandará una mejora en las condiciones laborales y planes de crecimiento de las empresas.

En México es importante tener un historial laboral estable, algunos profesionistas pueden permitirse ‘saltar’ de un empleo a otro durante cierto tiempo para encontrar su campo de interés, sin embargo, es importante que tengas alguna referencia relevante en tu Currículo.

-Hacer contactos. Conocer gente, aprender de sus experiencias y hacer conexiones es indispensable en el mundo laboral actual. Nunca sabes quién puede recomendarte para un empleo o ser referencia para obtener uno.

-Estudiar un Idioma. En 2011 97% de las vacantes de OCCMundial requerían algún grado de dominio de inglés. Si sientes que no obtienes el trabajo que quieres o que no se te abren oportunidades analiza si la falta de esta competencia no te deja en desventaja.

4. ¿Más de 40? Revive tu vida profesional

Retos

-Aprende algo nuevo. Para empleados con más experiencia la actualización constante es clave. Cada año habrá una nueva generación de profesionistas jóvenes que pueden ser tu competencia, la razón es simple: la oferta laboral no cubre las necesidades de la población.

Renovar tus conocimientos, aprender a dominar nuevas herramientas y tener la capacidad de modificar tu forma de trabajo te ayudará a romper la imagen de empleado anticuado.

Lee más tips de empleo para mayores de 40

-Emprende tu propio negocio. Planeación y capacitación son dos claves para que un negocio tenga éxito, y este puede ser tu momento para emprender. El mejor inicio es adquiriendo competencias clave como finanzas, ventas, mercadotecnia, liderazgo y productividad.

Posted in Uncategorized | Leave a comment