Y ahora, ¿qué trabajo elijo cuando tengo varias propuestas?

Dudar

A lo largo de nuestra vida tenemos muchas decisiones importantes que realizar y las que se refieren a la parte profesional son fundamentales, debido a que  regirán parte de nuestro futuro laboral y económico. Desde la selección de nuestra carrera  hasta girar el timón y arriesgarnos a cambiar de actividad porque descubrimos  cuál es nuestra verdadera vocación. Sin embargo una decisión muy común es cuando recibimos dos o más propuestas de trabajo al mismo tiempo, donde nos preguntamos “y ahora,  ¿cuál trabajo elijo?”. A veces no tenemos ni una sola propuesta pero de repente aparecen y como toda decisión importante no debemos tomarla a la ligera.

Es muy importante que cuando se presente esta situación seamos sinceros con los reclutadores y les digamos que nos den un tiempo razonable para tomar nuestra decisión. Es mucho mejor que decir a todas las empresas que sí aceptamos el empleo, ya que tarde o temprano rechazaremos alguna de ellas. Cuando somos sinceros desde un inicio es mucho mejor y de esta forma no nos cerramos puertas que podríamos tocar algún día.

Ésta decisión deberá ser personal y con un profundo análisis. Se vale recibir consejos y opiniones de otros pero únicamente serán puntos de vista, ya que la responsabilidad de tomarla es completamente nuestra y para decidir es muy útil realizar una matriz para evaluación de alternativas, ya que sólo necesitas en tu computadora crear una hoja de cálculo para calificar los siguientes aspectos  por cada propuesta de trabajo:

  • Salario y comisiones.
  • Prestaciones sociales.
  • Ubicación del trabajo.
  • Posibilidades de crecimiento y planes de carrera.
  • Ambiente laboral.
  • Calidad de vida (equilibrio trabajo, familia, vida social)
  • Formación profesional.
  • Entorno de la compañía

Los puntos anteriores son enunciativos más no limitativos, ya que dependerán de los aspectos que   consideremos importantes en un trabajo. Después de finalizar la lista debemos crear una columna asignando una ponderación que representará el valor que tiene para cada uno nosotros, por ejemplo sí la calidad de vida para mí es muy importante le asignaría un 60% y así sucesivamente con los demás aspectos listados  hasta llegar al 100%. El siguiente paso consiste en agregar columnas por cada oferta de trabajo que  hemos recibido y calificaremos de 1 (peor) hasta 5 (la mejor) multiplicando estas calificaciones por el valor ponderado que asignamos previamente.

La mejor opción será aquella que represente la mayor puntuación, puesto que la oferta de la empresa significa que está alineada con nuestros valores. Desafortunadamente cuando no realizamos este tipo de ejercicios el criterio de decisión principalmente es el sueldo y muchas veces no pensamos en el tiempo que destinamos a traslados, jornadas de trabajo, etc  o ¿tú aceptarías trabajar en un ambiente de trabajo pesado, sin posibilidad de crecimiento profesional pero ganando un muy buen sueldo?

“Elije el trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”. Confucio.

Luis Miguel Saavedra Hernández.
Coach Partner en Empleo y Finanzas Personales
www.meta7.com.mx

@metasiete

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s