7 Alertas de que tu Empleo está en Riesgo

Pic Blog 52

De acuerdo con información del diario El Financiero, el primer trimestre del año 50 de las empresas más grandes del país recortaron más de 9 mil empleos. La crisis económica ha provocado que las empresas se vean en la necesidad de reducir costos, y es muy común que el primer objetivo sea el capital humano.

En abril de este año OCCMundial realizó una encuesta sobre satisfacción laboral; de acuerdo con los resultados sólo el 55% de los profesionistas se sienten muy seguros de conservar su empleo a mediano y largo plazo.

Es normal que en determinado momento nos sintamos inseguros sobre nuestro trabajo, y existen algunas señales que pueden alertarnos para tomar decisiones oportunas y evitar ser despedidos de manera imprevista.

Toma nota de estas 7 señales que podrían indicar que estás en riesgo de perder tu trabajo:

1. La empresa atraviesa una crisis. Cuando una compañía está en problemas financieros los primeros en sufrirlo son los empleados. Es importante evaluar si tu puesto es clave en la organización, ¿tus funciones y desempeño son relevantes? ¿alguien más podría absorber tus actividades? Ahí está la respuesta sobre si deberás temer por tu puesto o no.

2. Hay despidos o recortes de personal. Si de manera repentina las contrataciones se detienen y los despidos se disparan. Las causas puede ser desde una crisis hasta que tu empresa esté siendo adquirida por otra. Estos escenarios siempre implican reestructuras. Recuerda que los empleados más capacitados y con mayores habilidades tienen más probabilidades de conservar su empleo a pesar de los cambios. Analiza cómo están tus competencias y si no te has preocupado por actualizarte pon manos a la obra.

¿Te interesa impulsar tu carrera adquiriendo nuevos conocimientos y habilidades?

3. Una reducción en tu carga de trabajo. Al tomar la decisión de despedir a una persona es común que se le retiren proyectos de importancia para prevenir que queden a la deriva. Si hace tiempo que te asignan pocas actividades o ya no solicitan tu colaboración cómo antes puede ser momento de investigar qué está pasando.

4. Tu jefe directo te evita. Si tu jefe ya contempla la posibilidad de despedirte será lógico que no quiera dialogar contigo más de lo necesario. Si notas que la comunicación se enfría sin duda es un foco rojo. Asegúrate de buscar una oportunidad para conversar y saber si todo está en orden.

5. Revisión inesperada a tus proyectos/trabajo. Algunas empresas realizan evaluaciones periódicas del desempeño de sus empleados, pero si sorpresivamente tu jefe o alguien más está pidiéndote cuentas sobre tu trabajo sin explicación aparente, podría ser un indicio de que estás en la mira.

6. Aumento de feedback escrito. La mayoría de los trabajadores de oficina sabemos qué implica una llamada de atención por escrito. Si tu jefe suele darte feedback de manera personal y privada y repentinamente lo hace de manera formal, podría significar que está ‘documentando los hechos’. Es decir, creando un ‘archivo’ con el cuál pueda sustentar tu despido. No todos los casos son iguales, analiza fríamente si hay algo de qué preocuparse.

7. Te ocultan información o te excluyen de reuniones clave. Todo empleado debe ser informado sobre nuevas actividades, proyectos y novedades; ser excluído de esta información nunca es positivo. Ésta es una de las señales más significativas de que algo está pasando y que puede ser momento de prepararse para buscar nuevos horizontes.

Si te identificas con 3 o más puntos analiza la situación lo más pronto posible. Actualiza tu Currículum y referencias laborales cuanto antes e investiga cuál es la oferta laboral disponible.

¿Tu currículum necesita renovarse? Aprende a destacar tus habilidades profesionales

Si es un empleo que realmente deseas conservar una alternativa es reunirte con tu jefe y hablar con honestidad sobre lo que sucede, tal vez haya oportunidad de entablar un diálogo directo y llegar a un acuerdo.

¿Renuncio o espero a que me corran?

Muchos empleados piensan que es más conveniente ser despedido que renunciar para obtener más dinero. Sin embargo, un despido puede salirte más caro a largo plazo.

Al renunciar en buenos términos hay oportunidad de negociar buenas referencias y separarnos de manera cordial. Por el contrario muchos profesionistas pueden pasar meses sin colocarse por arrastrar un despido en su historia laboral.

A menos que la empresa esté en quiebra o reestructuración y se anuncie un recorte de personal o liquidación colectiva, te conviene dejar tu empresa antes de que las cosas salgan de tu control.

Por último recuerda que la terminación de una relación laboral no es el fin del mundo, transforma lo negativo en positivo y emprende tu búsqueda de empleo desde ahora.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s