Los 5 secretos de un empleado feliz

¿Ser feliz en el trabajo es realmente imposible? De entrada parece que solo algunos afortunados pueden decir que se sienten plenos profesionalmente, pero entonces ¿por qué hay personas que parecen disfrutar lo que hacen sin importar cuál sea su actividad?

La satisfacción laboral depende de muchos factores, incluyendo nuestra actitud. Tal vez te sorprenda descubrir que cuando cambiamos la perspectiva tenemos una mayor capacidad de obtener oportunidades y alcanzar el éxito.

1. Apreciar tu empleo. De acuerdo con la última cifra del Instituto Nacional de Estadística y Geografía cerca de 29 millones de personas -6 de cada 10 trabajadores- se ocupan en el sector informal, es decir, carecen de un puesto de trabajo estable, seguro médico y otras prestaciones de ley.

Esta cifra pone en evidencia la insuficiente creación de empleo en el país, una de las causas principales de condiciones laborales desfavorables para millones de trabajadores.

Tener un empleo actualmente se ha convertido en todo un reto. En 1960 había 3 vacantes disponibles por cada egresado de estudios superiores. Hoy cada vacante para profesionistas tiene en promedio 4 candidatos que aspiran a ocuparla.

Trabajar es positivo, tienes un medio para obtener recursos económicos, puedes acceder a prestaciones y además construyes una historia laboral. ¿Qué es lo que más aprecias de tu empleo?

2. Establecer metas. Sin duda hay trabajos que cuesta disfrutar. No es fácil trabajar en un restaurante de comida rápida para costear estudios universitarios, por ejemplo. Tampoco es sencillo aceptar un trabajo temporal en espera de mejores oportunidades, sin embargo, todas nuestras experiencias laborales nos aportan experiencia, conocimientos y lecciones valiosas para el futuro.

En lugar de sentirte mal por las cosas que no te agradan de tu trabajo actual, enfócate en pensamientos positivos sobre las cosas que sí son importantes, por ejemplo:

*Gracias a este empleo puedo pagar mis estudios

*Con este empleo temporal puedo obtener referencias laborales que me hicieron falta en procesos anteriores

*Este empleo me permitió obtener el crédito de mi casa.

Este tipo de pensamientos te recuerda cuál es tu motor, cuál es tu meta a futuro y qué estás logrando gracias a tu empleo.

¿Hay más cosas negativas que positivas en tu trabajo? En ocasiones es mejor un cambio, conoce 6 razones de peso para dejar tu empleo

3. Aceptar nuevos desafíos. Cuando hemos pasado los últimos 5, 10 o 20 años haciendo exactamente lo mismo se hace más difícil disfrutar el trabajo. Por ello es importante atreverse a hacer cosas nuevas y diferentes. Ofrece tu ayuda a otros departamentos, involúcrate en actividades que estén fuera de tus funciones e incluso habla con tu jefe y hazle saber que te gustaría aprender algo nuevo.

4. Tomar un curso. Aprender algo nuevo puede darle un giro a tu vida laboral. No sólo es satisfactorio, además puede hacer que tu perfil sea atractivo para diferentes responsabilidades en tu empresa. Imagina que trabajas para una marca japonesa de autos y aprendes japonés. Sin duda a la empresa le conviene aprovechar el talento y conocimiento de sus empleados. Actualmente existen muchas posibilidades educativas en línea para prepararte sin descuidar tu empleo.

Impulsa tu desarrollo en el trabajo cursando un Diplomado relevante para tu profesión:

Elige un Diplomado Ahora

5. Acercarse a la gente valiosa. Todas las empresas y todos los empleos tienen aspectos positivos y negativos. Uno de los positivos es que nos dan la oportunidad de relacionarnos con más gente. Las relaciones personales en el trabajo pueden reducir el estrés, animar el día e incluso ayudarnos a aprender cosas nuevas. Evita ser parte de chismes, rumores, etc. este tipo de conductas siempre perjudican tu imagen y traen problemas, aléjate lo más posible de compañeros de trabajo nocivos y evita compartir detalles de tu vida personal con ellos. En cambio, aprovecha a los colegas valiosos, aprende de ellos o enséñales algo.

Bonus. Aprender a disfrutar lo que haces. ¿Por qué hay personas que parecen disfrutar mucho su trabajo? No necesariamente son grandes empresarios, trabajadores del gobierno o tienen su propio negocio. Hay gente común que en verdad disfruta su trabajo y lo hace más que bien: lo hace excelente. Esa gente está motivada, la motiva su actividad, el trato con la gente, un proyecto a futuro, la fortuna de tener un ingreso, su familia. ¿Cuál es tu motivación? Descúbrela y aprende a amar lo que haces.

Por último. No enfocarse solo en el dinero. El dinero es importante y mucho. Millones de trabajadores están insatisfechos con su salario y desearían que mejorara. Sin embargo, pensar siempre en lo malo que es tu trabajo por el poco dinero que recibes es una postura muy limitada que hace que todo lo demás sea negativo. Reconoce qué es eso que sí te hace sentir satisfecho en el trabajo, ¿tu trabajo ayuda a otras personas? ¿te permite conocer gente nueva? ¿te aporta nuevos conocimientos? ¿te ayuda a mejorar tu desempeño profesional?

Cambiar de actitud en el trabajo no hace feliz a tu jefe, tu equipo de trabajo o tu empresa; una mejor actitud es benéfica para ti, porque te da equilibrio mental para afrontar retos. Si tu trabajo no te aporta nada positivo, siempre puedes tomar una decisión e iniciar una búsqueda de empleo. ¡Éxito!News-42[1]

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s